Malice Mizer, el Visual Kei en su máximo esplendor

Saludos cosmonautas,

seguimos con los lunes dedicados al Visual Kei, sinónimo de menos visitas y comentarios en el blog, a pesar de que es un tema tremendamente interesante (para nosotros). Empezamos este ciclo para preparar el terreno para el próximo concierto de Gackt, y era de recibo hablaros de la banda que le introdujo al mundo, la banda que le forjó como artista, y que es una de las bandas más importantes y especiales que ha parido el Visual Kei: Malice Mizer.

Aunque siempre se ha dicho que X Japan o Shazna son los padres del estilo (aunque en realidad hay precedentes más antiguos), para muchos, la máxima expresión de lo que es Visual Kei, el grupo definitivo y definitorio son estos Malice Mizer. Lo tienen todo. En lo estético, han sido seguramente el grupo que más lejos ha llevado la preocupación por su aspecto y han sido capaces de crear una cosmogonía especial en cada disco. En lo musical, encontraremos tanto los devaneos electrónico-góticos que hemos visto en algunas bandas Visual, como el Rock/Metal más habitual (aunque decir que la música de Malice Mizer es “normal” tampoco es muy acertado). Ellos fueron los líderes de la 2a ola de bandas Visual Kei, y fue a través de ellos que el resto del mundo acabó descubriendo el Visual Kei, y por lo tanto, los primeros responsables de sentar las bases del estilo, al menos para los ojos occidentales.

La historia de Malice Mizer empieza en 1992, y ya desde el primer instante su música era una extraña criatura que mezclaba sonoridades góticas, un poco al estilo Darkwave, con el Rock, el Metal, y unas maneras “afrancesadas” importantes. En lo estético, aún eran una banda independiente, que empezaba, y eso se notaba en su indumentaria, pero no por ello ejaba de ser llamativa y muy influenciada por el rollo andrógino gótico de los ochenta. De hecho, si algo llama la atención de muchas bandas de Visual Kei, es que a principios de los noventa estaban adaptando unos estilos estéticos y visuales que en Occidente ya empezaban a dejarse atrás. Aunque, como suele ocurrir, los japoneses lo llevaron a su terreno para hacerlo a su manera.

De esta época, aparte de algunos Singles, encontraremos el disco “Memoire”, el único con el vocalista Tetsu, y que como decíamos es un embrión bastante formado de lo que estaba por llegar musicalmente. Pero estaba por llegar uno de los cambios más trascendentes para la banda, y después de un año sabático, llegaba un nuevo vocalista llamado Gackt. Aunque Gackt Camui se sentía más confiado como batería (que era lo que hacía en su banda anterior), parece que Mana, líder indiscutible de Malice Mizer, se interesó en él por su voz, y podemos decir que acertó en el cambio. Uno sólo tiene que escucharse “Voyage ~sans retour~” (1995), donde aparte de hacerse evidente un giro hacia un registro musical más histriónico, dejando un poco el Gothic/Darkwave para acercarse a una concepción más clásica, más barroca, brillaba con luz propia la aportación de Gackt, con una interpretación más comedida que la de Tetsu, pero también más potente en muchos sentidos.

Seguramente con más presupuesto, y con unas ideas mucho más claras de lo que querían ser, Malice Mizer dieron un gran salto estético, y empezaron a tener una identidad propia, alejándose de esa imagen andrógina gótico-ochentera típica de muchas bandas Visual Kei, para empezar a recorrer un camino hacia la sofisticación más absoluta, convirtiendo a cada miembro en un personaje que podría haber salido de algún cuento de hadas. Y esto es algo que también se trasladó a los conciertos, un aspecto que realmente cuidaban al máximo, hasta el último detalle, convirtiendo sus actuaciones en una mezcla de musical, teatro y concierto de Rock. Para ejemplo, los siguientes videos:

http://www.youtube.com/watch?v=Jj6uPN6i2hc

http://www.youtube.com/watch?v=1iA8ObrrTIs

Habiendo demostrado que Malice Mizer eran algo grande, y que no podía quedarse en lo independiente, en 1997 ficharon para Nippon Columbia. Esto significaba más presupuesto aún, una auténtica oportunidad para llevar Malice Mizer a lo más alto tanto estéticamente como musicalmente. Aparecieron varios Singles, e incluso grabaron un cortometraje, y finalmente lo recogieron todo en el disco “Merveilles”, para nosotros, el mejor disco de Malice Mizer con mucha diferencia, en el que aparecen algunos de sus temas más trabajados y más definitorios del estilo Malice Mizer, y lógicamente con la mejor producción en cuanto a sonido (aunque siguen manteniendo algunos de sus temas más electro-petardos). Aquí es donde las guitarras dobladas típicas de la banda suenan mejor que nunca, donde la mezcla de influencias de la banda realmente ha cristalizado en una identidad única, demostrando que nadie puede sonar como Malice Mizer.

http://www.youtube.com/watch?v=EjI4e3QEoPQ

No hace falta decir que los conciertos para este disco fueron de lo más espectacular, inmortalizando a ese Gackt alado, como un ángel caído. Aunque en realidad, fue a partir de entonces cuando Gackt realmente levantaría el vuelo y Malice Mizer caería en desgracia.

Cuando Malice Mizer gozaba de su mejor momento musical y estético, y por supuesto su mejor momento de popularidad, Gackt abandonaba la banda para iniciar immediatamente su exitosa carrera en solitario. Y si este no era suficiente revés para la banda, a los pocos meses moría Kami, el carismático batería, víctima de una hemorragia subaracnoidea. Poco después aparecería un EP con algunos temas que Kami había compuesto, pero desde entonces la banda daría un cambio drástico en su estética e incluso su música, un giro mucho más oscuro tanto musical como estético, dejando atrás los colores para empezar a vestir de negro. Algunos describen esta nueva étapa como más “victoriana”, y en realidad encaja bastante con la estética de la banda en su siguiente trabajo. Cabe decir que desde entonces, Kami nunca fue sustituído de forma permanente, y la banda utilizó baterías programadas, o baterías de sesión para sus siguientes trabajos.

Con algunos Singles, el fichaje de Klaha como nuevo vocalista (aunque tardó en ser presentado “oficialmente”), y finalmente con el disco favorito de los góticos llamado “Bara no seidou”, Malice Mizer empezaban una nueva era para la banda. Los ramalazos poperos o petardos que aparecieron en la época Gackt fueron suprimidos sin piedad, aunque mantenían esa mezcla de sonidos clásicos de estilo barroco, con ese toque electro-gótico, e incluso el Heavy Metal, las composiciones eran mucho más largas, más complejas, y sin duda, mucho más oscuras y depresivas. De hecho, hicieron un gran número de temas instrumentales, repletos de órganos y violines, que eran acompañandos de videos mucho más tétricos de lo habitual, y dejando de lado ese toque kitsch de la época de Gackt (en muchos aspectos nos recuerdan a Lacrimosa).

http://www.youtube.com/watch?v=xUHYrkGixK4

Aunque sea algo atrevido asegurar esto, podríamos decir que fue este disco el responsable de que el Visual Kei empezara a germinar en Europa, o al menos, en España. Estos sonidos y esa estética victoriana parecía encajar a la perfección con cierto colectivo, y seguramente fueron los góticos los primeros en empezar a escuchar Malice Mizer, los primeros en empezar a mostrar un gran interés por las bandas japonesas, y en los primeros años del siglo XXI, uno podía meterse en una discoteca gótica de Barcelona y comprobar como el público se volvía loco escuchando la siguiente canción, “Beast Of Blood”:

http://www.youtube.com/watch?v=F143kJea2tw

Pero cuando Malice Mizer empezaban a ser famosos fuera de Japón, ya hacía algunos años que la banda había anunciado que cesaba sus actividades hasta nuevo aviso. La época de Klaha fue corta, aunque rica en Singles y videoclips, y muy importante a la hora de abrir las fronteras del Visual Kei.

http://www.youtube.com/watch?v=o5ZoBdM5vhQ

Todos los miembros de Malice Mizer siguieron con otros proyectos en solitario, aunque el más notable y de más éxito fue el de Mana y sus Moi Dix Mois (llevándoles incluso a Barcelona en una ocasión). Y aunque se ha comentado en más de una ocasión que algunos de ellos han expresado su voluntad de volver a la escena, no parece que existan unos planes sólidos para que esto ocurra.

En cualquier caso, ahí queda el legado de Malice Mizer, importantísimo para entender qué es el Visual Kei. Aunque, a pesar de ser todo un referente, pocas o ninguna banda ha conseguido llevar sus propuestas tan lejos como lo hicieron Malice Mizer, que conviertieron una banda de Rock en un auténtico engendro artístico con múltiples facetas.

Si queréis saber más sobre Mana, el líder de Malice Mizer y Moi Dix Mois, podéis leer la entrevista que le hicimos hace unos años para Hell Awaits aquí. Y si queréis saber más sobre Gackt, podéis leer nuestro post sobre la diva del Metal-Rock-Pop Japonés.