Adventures with the wife in space, o Doctor Who y el amor

Saludos, cosmonautas.

Sí, cada vez cuesta más esto de ponerme a escribir en la Arcadia. Pero por suerte no es tanto por falta de ganas, como por una serie de trabajos y proyectos que van tirando hacia delante y que espero poder anunciar por aquí pronto. De todos modos, acabo de volver de unas vacaciones por el Reino (aún) Unido, tierra de Doctor Who, y muy en breve prepararé otra de esas guías comiqueras de viaje con gran dosis de whovianismo, pero también de manga y Marvel Comics. Lo que no ha podido esperar es este post sobre el que ha sido uno de los grandes descubrimientos del viaje en formato libro. Se trata de Adventures with the wife in space: Living with Doctor Who.

wife-mass-paperback-final-version1

La primera vez que me topé con el libro en cuestión fue en la tienda de Forbidden Planet de Londres, y me llamó la atención por ese título poco convencional. Libros sobre Doctor Who hay a patadas, desde los libros oficiales de la BBC con sus guías de personajes, compendios de objetos, anuarios, etc., hasta todos aquellos libros históricos o ensayos sobre la serie de ciencia ficción más longeva de la historia. Pero este libro es algo diferente.  Con la llegada del 50 aniversario de la serie, más de uno se planteó empezar a ver la serie desde el primer capítulo, y no estamos hablando del Rose de 2005, hablamos de An unearthly child de 1963. En la Doctor Who Magazine lo hicieron y nos lo contaron en una serie de artículos, y algunos años antes apareció Running through corridors, un libro que pretendía contar también uno de estos maratones de episodios que iba a durar todo un año. Adventures with the wife in space: Living with Doctor Who (“Wife in Space” a partir de ahora) es básicamente la misma idea, pero con una característica muy particular. El autor del libro, Neil Perryman, es todo un whovian de pies a cabeza, su mujer no. Y a pesar de ello, le propone sentarse durante meses delante del televisor para tragarse toda la etapa clásica de Doctor Who, incluyendo algunos de los capítulos “recreados” a partir de audios y fotos, y contar sus impresiones a diario en un blog (www.wifeinspace.com). El resultado final del experimento es este libro, que cuenta todo el proceso (una especie de making of), y mucho más sobre la vida del matrimonio Perryman.

El libro no es un simple repaso de la épica maratón que se pegan esta pareja de ingleses, y ahí está la gracia y originalidad de la propuesta. En realidad, los detalles de la maratón se pueden encontrar en el blog, y la parte del libro que trata esos visionados está al final y casi no llega ni a ser la mitad del libro. En cambio, Neil Perryman nos cuenta con todo detalle como es “vivir con Doctor Who”, desde sus primeros recuerdos sobre la serie, pasando por aquellos años en los que le dio la espalda al Doctor, hasta su relación con Sue (intentando ocultar su whovianismo sin éxito). Dicho de otra manera, “Wife in space” es una semi-autobiografía de Neil desde el punto de vista whovian, de alguien que es capaz de asociar grandes momentos de su vida a lo que estaba ocurriendo en esos momentos en la TARDIS.

trade-paperback-final-version3

La mezcla pues, es curiosa. El autor es capaz de hacer un breve repaso histórico de la trayectoria de la serie al mismo tiempo que te explica su paso por el instituto o la universidad. Habla de convenciones de Doctor Who, de anécdotas relacionadas con actores y otros profesionales, y mete baza en algunos de los eternos debates sobre distintos episodios, pero a la vez es capaz de contar como conoció a su futura esposa, o como intentó sin éxito introducir a su hijastra en el “whoniverso”. Esta fusión quizás no sea del gusto de todo el mundo, pero estoy convencido de que cualquier fan (no whovian, sino fan en general) que tenga pareja, y que haya intentado alguna vez compartir sus aficiones con un o una “no-creyente”, se verá plenamente identificado con este libro. Además, es pura y simplemente divertido, ya que Neil tiene esa gracia típica inglesa y los comentarios (o “interrupciones”) de Sue a lo largo del libro animan aún  más el cotarro.

No es en absoluto “el libro definitivo sobre Doctor Who” que estarás toda la vida buscando, pero es probablemente uno de los experimentos más originales y divertidos que ha parido la literatura whovian. Ah, y además tienen una perra que se llama Buffy (sí, por la serie), ‘nuff said.

Y ahora os dejo que Neil y Sue Perryman presenten ellos mismos el libro, y no dejéis de leer su blog.