El Sistema D13 – El Webcómic de Culto

Saludos, cosmonautas.

Aquellos que entren al blog de la forma más tradicional, es decir, sin readers, ni Facebooks, ni siquiera a través del móvil, quizás habrán notado que en la sección de links hace ya algunos meses que aparecen un par de dibujitos. Se trata de dos pequeñas capturas de dos webcómics que personalmente sigo cada día de forma casi religiosa. De uno de ellos ya os hablamos hace tiempo, se trata de Las Crónicas PSN (e incluso entrevistamos a su creador). El otro es el que os queremos presentar hoy: El Sistema D13.

La tira ya es veterana, empezándose a publicar en 2009, y aunque no siempre con una regularidad absoluta, ahora se ha establecido en 4 tiras por semana, que no está nada mal. Su autor es Joan Tretze (trece en castellano), y en su otra vida es ingeniero, pero parece que lo que más le mueve es dibujar; por lo que hemos podido comprobar, puede sacar la libreta en cualquier lugar y momento. A los cosmonautas más habituales, quizás les suene, porque de vez en cuando se deja caer por la Arcadia en forma de comentarista, y además fue él el Master de Rol que desvirgó a un servidor (algo que os contamos aquí). Y es que el rol, como veréis en la tira, es otra de sus pasiones.

A continuación tendría que explicaros “de qué va El Sistema D13″, pero la verdad es que quizás esa no sea la pregunta adecuada. Es mejor empezar por un “quién sale en El Sistema D13″. El protagonista principal no es otro que el mismo Joan Tretze en versión cómic, y por lo tanto, una versión ligeramente exagerada de su yo real (¿o quizás nada exagerada?). 13, que es su nombre en la tira, es un lector de cómics empedernido, tintinófilo de pro, rolmaster y gran jugador de juegos de mesa (menos al Catán), y últimamente algo adicto a las series (no tanto a las películas). Hasta cierto punto, se podría decir que él es el personaje más “normal”, porque la troupe que aparece no tiene desperdicio.

Uno de sus más famosos y a la vez extravagantes personajes es Paloman, cuyo nombre no podría ser más descriptivo. No sabemos si es que ese día Joan no estaba muy inspirado o le daba pereza dibujar, pero el caso es que después de cuatro rayotas apareció el que quizás sea el personaje más icónico de la tira (¿y el favorito de los lectores?). Aparte de su aspecto, también le define su refinado lenguaje Hoygan, y su ingenuidad, que va de la mano de su capacidad por causar infortunios y destrucciones varias.

Padme es “la chica”, o mejor dicho, era la chica hasta que llegó Norma. Se podría decir que es una contradicción en si misma, ya que es la trekkie de la tira, pero no podía tener un nombre más Star Wars. Quizás eso explique cierto carácter irascible y expeditivo que la convierte a menudo en la heroína de los fans más salvajes. Especialmente si esa ira se vuelca en Detritus o el propio Joan.

Y ya que le mencionamos, Detritus es otro de los grandes héroes de la tira. Su nombre no es una excentricidad de sus padres, sino que denota sus orígenes REALES de la antigua Roma, lugar en el que fue encontrado por Paloman, gracias a la máquina del tiempo de Doc (un personaje al que ya no se le ve el pelo). Se podría decir que Detritus ha sufrido una más que coherente evolución cultural al convertirse en el personaje mafiosillo de la tira, como buen italiano que es (y ojo que él lo ha conseguido sin la necesidad de que pasaran varios siglos o se mudara a Estados Unidos). Ah, por cierto, está enamorado de Padme.

Estos cuatro serían los personajes recurrentes de la tira, pero como ya hemos mencionado también están Doc, Norma, Marion, el Marciano e incluso el sobrino de 13. Y en general, lo que une a toda esta pandilla suele ser su afición por lo culturalmente disperso. Aunque por supuesto, después de 482 tiras, les unen muchas más cosas. Y es que como suele ocurrir en este tipo de obras, conocer su historia pasada ayuda a disfrutar mucho más la presente. Aún así, hay que reconocer que la gran mayoría de tiras de El Sistema D13 pueden ser entendidas sin necesidad de haber leído nada antes.

¿Y qué es lo que nos sedujo de las tiras de 13? ¿Su físico imponente? ¿Esas largas patillas? No, son muchos los elementos que han llevado esta tira a convertirse en una de nuestras lecturas favoritas, y ninguno tiene que ver con el físico de su autor. También os podemos asegurar que no fue el pijama de Star Trek de Padme (¡malditos trekkies!). En primer lugar, y quizás lo que es más difícil de transmitir, es el tipo de humor que esgrime Joan Tretze. Si bien algunas tiras cómicas parecen existir sólo dentro de su propio mundo, aquí nos encontramos con una mezcla de realismo y surrealismo muy propio. El autor se puede tomar todas las licencias que quiere, pero casi siempre se parte de una situación cotidiana y fácilmente identificable, provocando esa agradable sensación de “¡eh! ¡esto me ha pasado a mi!” De hecho, Joan nos ofrece cada semana una tira que explica una partida de rol con sus personajes principales, y aunque un servidor sólo ha jugado tres veces, ya me he sentido identificado con algunas de las situaciones (y me consta que los roleros habituales piensan lo mismo).

Una de las cualidades de El Sistema D13 es que con el tiempo ha evolucionado, y si uno compara la primera tira con la más reciente, puede que incluso le cueste ver que es el mismo autor. Con eso no queremos decir que las primeras tiras no fuesen buenas, en absoluto, pero sí os podemos asegurar que las nuevas son aún mejores. Joan ha pasado de una estructura más o menos clásica en esto de las tiras cómicas, a una libertad absoluta más propia de un cómic (aunque por supuesto sigue basándose en el gag  y la narrativa de las tiras en general). Por otro lado, Joan ha aprendido con el tiempo que menos es más, y ahora ya no necesita las parrafadas de antes, sino que a veces ni siquiera hacen falta palabras.

No voy a enrollarme más al respecto, simplemente os animo a que descubráis a 13 y sus amigos desde ahora mismo (y si tenéis tiempo para empezar desde la primera tira, mejor). Y preparaos, porque Joan está preparando su salto al papel, ¡y estamos ansiosos por hacernos con una copia autografiada! ¡que soy muy fan! ¡y que estoy muy loco!

Mientrastanto, en el mundo del webcómic… 

No sólo del Sistema D13 vive Joan Tretze, ya que también es el guionista de la tira “Con dos tacones“. Y ya que estamos metidos en el tema, aprovechamos para contaros que Andrés Palomino también se ha lanzado a guionizar un nuevo webcómic que también tiene previsto aparecer en papel: “¿Dónde está el guionista?” Una sátira sobre el mundo televisivo, sus presentadores estrella, y sus marginados guionistas.