De cuando Son Goku se escribía Son Gokuh

Saludos cosmonautas,

la semana pasada os contábamos que a principios de los noventa era bastante difícil encontrar cualquier tipo de material de Dragon Ball, que no fueran fotocopias, o de manga en general. Algunos tuvieron la posibilidad de agenciarse revistas francesas como “Dorothée Magazine“, y otros más afortunados, incluso llegaron a poseer preciados tomos originales japoneses. Pero con el tiempo, tanto editoriales como aficionados descubrieron una verdad: cualquier cosa con Dragon Ball en la portada, vendía. Fuese una revista profesional o un fanzine modesto, si prometías material sobre Dragon Ball, tenías ventas aseguradas (acostumbrados a las fotocopias, es normal). Podríamos decir que fue así como empezó el llamado “boom” del manga en nuestro país, y también como se fraguó una “escena” (con fans y redactores que hoy en día dirigen el cotarro).

A lo largo de esta semana tenemos planeado hacer un repaso de revistas como NEKO, KABUKI, KAME, SHOGATSU… que conformaron una parte de este universo del fanzine o magazine profesional dedicado al manga, y que en buena parte fueron responsables de introducir a mucha gente en el mundo del manga, más allá de Dragon Ball. Lo haremos tratando distintos temas: empezaremos lógicamente por Dragon Ball, hablaremos de “los otros manga/anime” que nos presentaron, las polémicas de la revista Kabuki (que se llevaban fatal con medio fandom), de como se vivió el primer Salón del Manga, y también de los cómics “de estética manga” que realizaron autores de aquí en las páginas de algunas de estas revistas.

Como os decíamos antes, Dragon Ball suponía ventas aseguradas, y es increíble como en prácticamente cualquier número aparecía un artículo dedicado a la obra de Akira Toriyama. Evidentemente Son Goku ostenta el récord de portadas en este tipo de publicaciones, ya fuese por aparecer como imagen principal, o como un pequeño reclamo (de las 20 revistas que aún conservamos, aparece en 17 portadas). Y una de las que más supo/pudo explotar el tema fue la revista NEKO de Camaleón Ediciones.

La portada del adiós de Dragon Ball. Este número especial se tenía que leer al estilo japonés.

Para nosotros, NEKO fue siempre la revista de referencia en el panorama. Seguramente de las más longevas de la época, y la más profesional en todos los sentidos, tanto por su buena edición, como por los contenidos de una calidad que superaba la media fácilmente. Pero sí, hubo algunos que les criticaron por aprovechar siempre el tirón de Toriyama. De hecho, llegaron a publicar una entrevista a Akira Toriyama en más entregas que cualquiera de nuestras Entrevistas Pirata, e incluso, cuando parecía que el filón se agotaba después del final del manga, se dedicaron a repasar uno a uno los episodios de Dragon Ball GT.

¿Spoiler? ¿Qué es un spoiler? Por entonces no conocíamos esta palabra, y a nadie le preocupaba. Todas las revistas nos avanzaban las tramas de los manga y anime, especialmente de Dragon Ball, y por entonces nadie se quejaba. Aquí arriba podemos ver una página del número 10 de NEKO, donde nos mostraban la viñeta final de Dragon Ball, y la traducción del texto de despedida de Akira Toriyama.

Masakazu Katsura era de los otros grandes autores que vendían mucho por esa época, y merecía portada. Pero por supuesto no podía faltar “Son Gokuh” en un rincón, con las primeras imágenes de Dragon Ball GT (aunque aún no se conocía el título ni la naturaleza del proyecto, todo eran especulaciones).

Como os decíamos, cualquier excusa era buena para sacar Dragon Ball en la revista.  En este caso tenemos el número 19 de NEKO, con un repaso a los capítulos del 3 al 6 de Dragon Ball GT. Lo interesante aquí es el primer párrafo, en el que ya se habla de cuando la gente empezó a cansarse un poco de tanto Dragon Ball por todos lados. No deja de ser un fenómeno habitual lo de empezar a criticar lo que antes se alababa, y creemos que esto era señal de que la escena manga empezaba a crecer un poco más, y a diversificarse. Era el momento de que el alumno acabase con el maestro… ¡o algo así!

Pero NEKO no eran los únicos que aprovechaban el tirón Dragon Ball. La casi siempre polémica KABUKI (que publicaba Glénat), se hizo un hueco entre revistas profesionales y los fanzines a base de meterse con todo el mundo (aunque es algo que hablaremos en otro post). Y a pesar que eran los primeros en criticar tanta “dragonballmanía”, ellos también pecaron de ello a menudo.

Parece que el títular nos habla de “Legend of Mother Sarah”, que aparece en un rincón. Pero está claro quien domina la portada… ¡¡Esto sí es Dragon Ball!! Aquí nos hacían un extenso repaso de lo que había sido Dragon Ball desde sus inicios hasta el inicio de la saga de Bool, para acabar concluyendo con lo siguiente:

Creemos que Dragon Ball es el vivo ejemplo de lo que supone un autor normal y corriente con una idea genial, es decir, Toriyama tuvo una inspiración divina, y así nació el Dragon Ball original, siendo una auténtica revelación y convirtiéndose en leyenda, pero una vez acabó esa fabulosa ocurrencia Tori no tuvo nivel, categoría o simplemente imaginación para mantener el ritmo, bajando la serie en demasía y manteniéndose a costa de vivir de las rentas de su parte predecesora. Sin embargo, todo se aprende, y parece que Tori le ha cogido el truco a la cosa, pues ahora la serie está mejorando. Esperemos que siga así.” (Firmaba Lázaro Muñoz).

¿Se referían a esto los de NEKO? Quién sabe… Otros que también aprovechaban siempre el tirón fueron los de la revista KAME. En este caso, se trataba de una publicación “sin ánimo de lucro”, pero con una calidad muy por encima de la media fanzinera, y que a nosotros nos descubrió bastantes cosas interesantes (algo que también dejaremos para otro post).

¿Y que era lo más nuevo de Dragon Ball? Eso era lo que siempre ofrecían todas estas revistas y fanzines. Y en este número tres de KAME, lo que más nuevo era que prácticamente llegaban hasta el final del manga, justo en la derrota de Boo. En el artículo simplemente se dedicaban a destripar totalmente esa parte final del manga, detalle a detalle (aunque dejarían para el siguiente número el desenlace definitivo). ¿Qué os decíamos de los spoilers? ¡Y nosotros tan felices de saber antes que muchos otros lo que iba a pasar!

Por último, os dejamos con la portada del número 1 de SHOGATSU, una revista que nacía de las cenizas de otra llamada ANIMANGA. Os la ponemos como ejemplo de la regla básica para todo primer númeor de una revista de esta índole… ¡poner a Son Goku en portada!

¡Y hasta aquí nuestro breve repaso a la dragonballmanía vista desde las revistas!¡ Seguiremos la semana con más posts sobre otros temas tan o más interesantes de estas revistas!