El Museo de Osamu Tezuka: El Dios del Manga

Saludos, cosmonautas.

Después del post sobre los souvenirs que nos trajimos de Japón, llega el momento de empezar con algunos de los vídeos de aquellas cosa que seguramente interesan a todos los lectores de la Arcadia. Y lo haremos con el plato fuerte, con una de las visitas más #TLQM que hicimos durante el viaje. En realidad, más que visita deberíamos llamarlo peregrinación. Y es que una visita al museo de Osamu Tezuka es como una experiencia religiosa.

Folleto del museo, papel para el sello, y el tríptico de la exposición de Evangelion.

A pesar de la trascendencia del personaje, el museo sigue estando completamente en japonés, aunque en la entrada puedes conseguir un dossier (de préstamo) que te cuenta todo lo que hay que saber en inglés. Pero en realidad no es necesario leer nada para disfrutar enormemente del museo. Sólo la decoración ya es tremenda, al menos si eres fan de los trabajos de Tezuka, y además está muy bien surtido de materiales originales del maestro,  así como de manga de todo tipo; desde aquellos que leyó Tezuka, hasta los de los autores que compartieron alojamiento con él en Tokiwaso (para más información, Mangaland).

Ya tienen tríptico en inglés, a ver si poco a poco lo van adaptando al turista extranjero. 

Además de esto, es un sitio fantástico para niños. Pueden pintar dibujos de Tezuka, pueden leer toda su bibliografía, hay juegos de ordenador basados en sus personajes, puedes ver los cortometrajes de Mushi Productions, e incluso hay un “taller de anime” donde los más pequeños pueden aprender a haacer dibujos animados. Ah, y por supuesto, hay una tienda con un montón de merchandising.

Posando junto al maestro en su taller de animación.

Próximamente en las paredes de la Arcadia.

A esto hay que añadirle las exposiciones temporales. Cuando fuimos nosotros, nos encontramos con una dedicada a Evangelion, que mostraba, sobretodo, un montón de merchandising relacionado con la serie y las películas de Gainax. Por desgracia no dejaban hacer fotos en esta parte del museo, aunque puedes hacer todas las que quieras en la exposición permanente.

Estas dos jovencitas se habían perdido por el museo, les ayudé a encontrar su sitio en la 2a planta.

En fin, os dejamos con el vídeo, no sin antes hacer mención a la entrañable escena que vimos justo delante del museo, en la que un abuelo ayudaba a su nieto a reconocer los distintos personajes de Tezuka, siendo el abuelo el que más emocionado estaba de los dos. De lagrimita, en serio :)

Cómo llegar: El museo está en la localidad natal del Dios del Manga, en Takarazuka, una ciudad a pocos minutos en tren de Osaka. Llegar es de lo más sencillo. Sólo hay que coger la “Takarazuka Line” de la JR (fàcil, eh?), que sale de la estación de “Osaka”, y en menos de media hora ya estás allí. En la estación, hay que tomar la salida que tienes a mano derecha y te encontrarás de frente con otra estación. Cruzas un puente que te lleva delante de la otra estación, vas a la izquierda por las escaleras mecánica, y sigues en esa dirección. Puedes entrar en un centro comercial a mano derecha, y ahi te encontrarás un cartel con Astro Boy indicando la dirección a seguir (a la izquierda, siempre con el río a mano derecha). Luego ya es todo recto por una calle con una paseo en medio. Antes de llegar pasarás al lado del teatro de Takarazuka (famoso porque todos los papeles los interpretan mujeres), y a pocos metros ya tienes un cruce en el que se puede ver al enorme Fënix que te da la bienvenida al museo. Las entradas cuestan 700 yenes, con los típicos descuentos para estudiantes, niños y jubilados.